Jack Wallen: 10 razones por las cuales GNOME es mejor que KDE 4.

Tech Republic publicó un artículo que lista 10 razones por las cuales GNOME es mejor que KDE 4. Dicho artículo refleja la opinión de Jack Wallen y sería interesante conocer cual es la opinión de nuestros lectores al respecto.

Antes que otra cosa, debo aclarar que esta es solo una traducción del artículo Jack Wallen, quien externa sus opiniones respecto de KDE 4. Nuestro objetivo al publicar este artículo es exponer este punto de vista, como lo haríamos con cualquier otra opinión y generar un hilo de discusión que beneficie a todas las partes involucradas. Las opiniones de Jack Wallen, son eso mismo: sus opiniones.

El tema GNOME Vs. KDE siempre ha causado controversia y reacciones encontradas llenas de pasión de parte de ambos bandos. Nosotros simplemente nos limitamos a aplaudir que, gracias a la libertad del Software Libre, tenemos muchas opciones de donde escoger.

1.- KDE 4

La principal razón del artículo. El rechazo de muchos usuarios a KDE 4 fue algo serio. Cuando KDE 4 fue publicado por primera vez, estaba muy lejos de estar completo. Era un rediseño de todo KDE, sin embargo lo que se propuso como reemplazo para el sólido y confiable KDE 3.5 era muy inestable, difícil de utilizar y tan configurable como Windows Vista, es decir, imposible de configurar a las especificaciones del usuario. KDE 4 fue considerado como el primer escritorio Microsoftificado de GNU/Linux. Los desarrolladores publicaron algo que era dolorosamente malo y se rehusaron a escuchar a los usuarios cuando éstos dieron su opinión. En el tro extremo del campo de batalla, está GNOME, que es evoluciona y se mantiene firme en la misma dirección que tomo desde hace años.

2.- Menú de inicio.

Con GNOME, hay botones simples desde el menú del panel: Aplicaciones, Lugares y Administración. Es más que obvio saber que se puede encontrar en cada uno. También es casi obvio que navegar estos menús resulta eficiente y simple como resulta elegante. KDE 4, por otro lado, tiene un increíble y torpemente diseñado menu. Si se hace clic en el menú, se muestran 5 pestañas: Favoritos, Aplicaciones, Equipo, Recientemente utilizados y Salir. Por omisión, el menú de Favoritos contiene Configuración del Sistema y Gestor de Archivos. Para abrir una aplicación, se debe hacer clic en la pestaña de aplicaciones, navegar la categoría ala que pertenece la aplicación deseada para encontrarla y luego hacer clic en ésta.

Esto puede ser irrelevante si se añade un lanzador de aplicación al panel. Pero si se es muy meticuloso y se utilizan numerosas aplicaciones, se puede tener un panel atestado de aplicaciones. Este menú de KDE requiere pulirse mucho antes de poder ser considerado eficiente para un escritorio.

Lo que es peor, al menos para los usuarios nuevos, es que encontrar el editor de menú dista de ser intuitivo. Se carece de entrada para éste en el panel de control para configuración. Para editar el menú principal, hay que hacer clic derecho en el botón de menú y seleccionar Editor de Menú. Pero de esta forma solo se puede editar entradas de la pestaña de Aplicaciones. Se puede notar también una entrada en el menú de clic derecho del botón de menú principal: Cambiar al estilo de Menú Clásico. Esto deja el menú al estilo que la mayoría de los usuarios están acostumbrados, pero, de nuevo, es algo que difícilmente sabrán los nuevos usuarios que puede hacerse.

3.- Nautilus vs. Dolphin.

Con KDE 4 viene un nuevo gestor de archivos: Dolphin. Previo a esto, KDE tenía el mejor gestor de archivos gráfico disponible en CUALQUIER sistema operativo: Konqueror. Ahora KDE utiliza Dolphin, que es similar a Nautilus, pero sin la estabilidad. Nautilus dista de ser espectacular, pero hace una cosa y la hace muy bien: gestiona archivos. Tiene también capacidad para componentes adicionales y se integra bien con el sistema.

Dolphin, por otro lado, fue un intento de alejarse de lo que se consideraba hacía pesados Konqueror y adoptar un gestor de archivos más simple y refinado. Lo que crearon fue un gestor de archivos que tiene funciones que la mayoría encontrará inútiles. Por ejemplo el sistema de calificación y comentarios de archivos/directorios. Si se es el único usuario del sistema, que es lo que ocurre en la mayoría de los escritorios, ¿cual es la finalidad de un sistema de calificaciones para los propios archivos y directorios? Se puede entender en un sistema con múltiples usuarios, donde el usuario puede depender de la popularidad de los archivos. Uno podría pensar que Dolphin pudiera prestar las etiquetas de lso archivos y directorios al motor de búsqueda de KDE, pero se carece de dicha funcionalidad. Así que, para ser honestos, es difícil pensar en una razón justificable para añadir algo que hace pesado al sistema a una aplicación que se supone debía ser ligera.

4.- Fundamentos.

Cuando KDE 4 fue creado, fue hecho sobre Qt4 con la esperanza de que KDE pudiera ser portado hacia otras plataformas (como Windows y Mac OS X). Esto fue un gran cambio desde la previa versión basada sobre Qt3. Con este cambio, KDE fue completamente reescrito. GNOME 2.24 continua utilizando GTK+ 2, pero incluye banderas en el código para forzar una estricta compatibilidad con GTK+ 3. Estas banderas fueron incluidas de forma que cuando GTK+ 3 fuera puesto en producción, la transición para los desarrolladores fuese fácil. Cuando se instala GNOME 2.24, se está utilizando el más reciente lanzamiento con muchas con muchas nuevas adiciones, pero por debajo es efectivamente lo mismo. Debido a esto es que el más reciente lanzamiento de GNOME es estable comparado con la inestabilidad de KDE 4. Si, esta inestabilidad es debido a la inmadurez del código base, lo que se puede apreciar y entender. Sería fabuloso tener una versión de KDE para Windows. Sin embargo portar KDE hacia Windows requeriría una enorme cantidad de recursos. Hay que considerar cuan lejos está KDE 4 de estar verdaderamente listo para producción.

5.- Recursos.

Un problema con KDE 4 y que acarrea desde su predecesor, es la gestión de memoria. De acuerdo a los desarrolladores, KDE 4 utiliza 39% menos memoria que KDE 3.5. GNOME 2.24, por su parte, utiliza menos memoria que KDE 4. En un sistema, recién iniciado, KDE utiliza 1279348 Kb de memoria, contra 1268876 Kb de GNOME, es decir, una diferencia de 10472 Kb, que en realidad son poca diferencia. Pero demuestra que GNOME requiere menos sustento físico (hardware) para ejecutarse. Y cuando se ejecuta un escritorio, ciertamente se puede notar la diferencia entre GNOME 2.24 por omisión y KDE 4.1. KDE 4 también tiene varios problemas con algunas tarjetas de vídeo.

6.- Desorden.

Con el advenimiento de KDE 4 vinieron los artilugios (widgets). Con éstos vino el desorden. KDE 4 emuló el tablero de control de Mac OS X con sus abundantes artilugios y pequeñas aplicaciones que pueden hacer varios trucos, todo mientras se convierte el escritorio en un verdadero basurero. Si se mira hacia un escritorio KDE 4 con un único artilugio, Escritorio, eso es hacer nada. ¿Qué es ésto? es un simple gestor de archivos para un único directorio — ~/Escritorio/ (o ~/Desktop/). Este artilugio está en el escritorio de KDE 4 por omisión. ¿Por qué? Ni idea. Si ya se tiene un gestor de archivos que muestra el directorio ~/Escritorio/ sin más desorden sobre el escritorio ¿Para que se quiere un artilugio que haga lo mismo?

Los artilugios incluidos con KDE son casi inútiles. Naturalmente, los desarrolladores van a dar un salto y crear más artilugios que realmente hagan algo que valga la pena para toda la metáfora del tablero de control. Pero como esta, es preferible dejarlos fuera del escritorio. Por supuesto que se estaría refiriendo a un escritorio muy particular, puesto que hay muchas personas que gustan de tener todos esos adornos sobre el escritorio. KDE 4 brinda muchos de estos para jugar. Pero para quienes prefieren un espacio de trabajo que sea eficiente y limpio, querrán mantener limpio KDE 4.

7.- Personalización.

Cualquiera pensaría que KDE 4 permitiría una infinidad de formas de personalizar el escritorio. Lo que KDE 4 permite es la adición de toneladas de cosas (artilugios, paneles, etc.). Se puede cambiar el tamaño del panel y su posición. Pero es donde termina. A menos que se añada un tema de KDE 4, es imposible cambiar el aspecto del panel. Con GNOME se puede hacer lo que sea con el escritorio. Esa es la costumbre en GNU/Linux. KDE siguió el camino de Windows, limitando al usuario a una cierta cantidad de opciones de configuración en lo referente a la apariencia y comportamiento de el escritorio.

KDE 4 también elimina la funcionalidad para añadir menús de ratón. Solo se dispone del menú de clic derecho, que ofrece Konsole, Ejecutar, Configuración Escritorio, Desbloquear Widgets, Bloquear Pantalla y Salir. Se carece de menú de escritorio.

8.- Sobredósis de Área de Notificaciones.

Todos conocen el proceso de Windows, que parece jamás terminar, donde se carga aplique tras aplique. Por omisión, en la instalación de KDE en Fedora 10, se cagan los siguientes apliques en el Área de Notificación: Sonido, Wi-Fi, Klipper, Gestor de Energia, Beagle, Knotify, Monitor de batería y Reloj. En GNOME de Fedora 10, se cargan Gestor de Energia, Wi-Fi, Cambiar usuario, Reloj y Sonido. La enorme diferencia radica en que el área de notificación de GNOME carga instantáneamente, permitiendo a Gestor de Energia y Wi-Fi iniciar al detectarse, mientras que el área de notificación de KDE carga uno tras otro.

El tiempo de carga de un área de notificación es un problema menor. El problema es el espacio. Si se tiende a tener muchos lanzadores de aplicaciones en el panel, un área de notificación atestad hace muy desordenado el panel. Hay muchas cosas que podrían envolverse en el menú de KDE y el gestor de energía y monitor de batería podrían ser uno solo. Este es el perfecto ejemplo de lo que hace pesado a un sistema.

9.- Aplicaciones predeterminadas.

El gestor de archivos por omisión es Dolphin y como se mencionó anteriormente, dista mucho de ser bueno. Konqueror, el anterior gestor de archivos predeterminado, es ahora solamente el navegador predeterminado. Konqueror es un excelente navegador, sin embargo, si se quiere ganar usuarios y mostrarles que GNU/Linux es tan fácil de usar como Windows, lo último que debe hacerse es darles algo tan extraño como un navegador desconocido. Si ya se dispone de Firefox, que es un excelente navegador que le está dando dolores de cabeza a Microsoft y es considerado uno de los mejores navegadores disponibles, ¿Por qué poner Konqueror como navegador predeterminado? Además de ésto, definieron KOffice como el conjunto de herramientas de oficina predeterminado, algo serio si se toma en cuenta que KOffice es parcialmente incompatible con Microsoft Office. Solo hay que abrir una presentación de PowerPoint para ver el problema. Fedora, Ubuntu y otras distribuciones tuvieron la inteligencia de hacer que GNOME use como navegador predeterminado a Firefox y OpenOffice.org como conjunto de herramientas de oficina. Obviamente también se pueden cambiar las aplicaciones predeterminadas en KDE 4, pero es poco sabio dejar que este tipo de cosas las haga un nuevo usuario y deberían ser determinadas durante la instalación.

10.- ¿KDE es demasiado parecido a Windows Vista?

Si se le pregunta a cualquiera acerca de Windows Vista, seguramente se obtendrán varias reacciones negativas. Windows Vista ha sido un fracaso para Microsoft y KDE parece querer emular a Windows Vista. Solo hay que agregar Emerald y un tema y KDE tendrá la apariencia de Cristal de Aero. ¿Por qué? Linux es Linux y lo que lo hace ser Linux es que sea distinto a Windows. La interfaz de Mac OS X comparte muy pocas características con Windows y es algo que debería tomar como ejemplo el escritorio de GNU/Linux. Parece que KDE decidió tomar el camino más fácil, lo cual es comprensible. Sin embargo, en nombre de los usuarios, parece ir en contra de lo que es Linux. Es falso que [el autor del artículo en ingles] se pretenda predicar que GNU/Linux deba ser diferente solo por ser diferente, pero el escritorio de GNU/Linux debería ser fiel a sus valores. GNU/Linux es todo respecto de estabilidad y flexibilidad. KDE 4(al menos en su estado actual) va mucho en contra de esto, mientras que GNOME (en su estado actual) permanece fiel a esos valores.

La batalla continua.

La batalla continua y será muy larga. Pero mientras que la competencia continúe generando innovación, la innovación necesita ser una tendencia que avance. Antes de KDE 4, muchos hubieran preferido KDE sobre GNOME en cualquier momento. Pero con KDE 4, muchos opinan que GNOME está muy por delante de KDE 4 en términos de diseño, estabilidad y facilidad de uso. ¿Qué es lo que elegirías?

Fuente: Tech Republic.

Comentarios (16)


Alcance Libre
http://www.alcancelibre.org/article.php/10-razones-gnome-mejor-kde4