Si algunos de nuestros foros, manuales, ALDOS, paquetería o proyectos te han resultado de ayuda, apreciaremos mucho nos apoyes con un donativo.

Ahora sí vamos a jugar Warcraft, pero a la fuerza.

Increíble pero cierto: en algunas prisiones de China están poniendo a jugar videojuegos a los reos. Sólo que no se trata de ningún programa de readaptación. Es un negocio de los guardias y gobernantes de la prisión.

En lo que parece ser la nota más irreal de la semana, resulta que juegos como World of Warcraft -sólo uno de los más conocidos- han creado involuntariamente un mercado a su alrededor, donde sus jugadores, fuera del control de los autores y distribuidores del juego, compran y venden puntos para jugar. Un jugador empedernido puede preferir comprar puntos que ganarlos mediante el juego. Para eso acude a alguien que ya los reunió -personalmente o mejor aún- mediante el trabajo de empleados a los que pone a jugar horas hasta que reúnen una cuota específica. De ese modo, el jugador puede continuar en el juego, pero con un nivel mucho más alto. Ha comprado su ascenso en la jerarquía virtual.

Según aparece en la historia original, los sueldos de estos trabajadores son mínimos y las jornadas agotadoras (12 horas), pero es una práctica dentro de l os límites -algo borrosos- de la legislación laboral de algunos países. Sin embargo, la historia da un asombroso giro cuando nos enteramos que hay prisiones en China donde las autoridades utilizan a los reos para esta labor.

Durante el día, los prisioneros hacen trabajos manuales en jornadas de 12 horas. Estos trabajos pueden involucrar desde la manufactura de palillos hasta tapicerías de asientos que luego serán exportados a Corea del Sur o Japón. Por la noche los reos "juegan" algún juego en línea, recolectando puntos que sus captores luego venden en el mercado. Al igual que en los "talleres" que se dedican a esto, cada jugador tiene una cuota, sólo que si no la cumplen en este caso, son castigados físicamente.

Según un exprisionero, cuyo nombre fue cambiado para su protección, unos 300 reos estaban dedicados a esta actividad cuando él estuvo en la cárcel, entre 2004 y 2009. Los guardias podían ganar con la actividad de estos hombres entre 5,000 y 6,000 yuanes diarios (aproximadamente 500 libras esterlinas o unos $10,000 pesos mexicanos).

De acuerdo al China Internet Centre, el mercado de puntos virtuales totaliza unos 1,200 millones de libras. Otras fuentes estiman que un 80% de los recolectores de puntos virtuales están ubicados en China, sean como trabajadores o como estos esclavos dentro de las cárceles. Un factor adicional es que no hay legislaciones adecuadas sobre el comercio de estos bienes virtuales.


Atención: Salvo que se indique lo contrario, la licencia del texto de este documento es Creative Commons Reconocimiento 2.5, mediante la cual usted tiene permitido copiar, modificar, comunicar y distribuir el contenido de este texto, de manera total o parcial, y publicarlo o difundirlo en cualquier otro sitio de Internet o medio de comunicaciòn, siempre y cuando incluya o cite (1)el nombre de este sitio de Internet, (2)enlace permanente de este documento, (3)nombre del autor y (4)la misma licencia de distribución.

Opciones: Imprimir | Recomendar | Enlace permanente

Twitter Facebook Google Bookmarks Bitacoras.com Wikio Menéame Technorati Bloglines Digg Yahoo Buzz

Seguimientos (Trackback)

URL de seguimiento para esta entrada:
http://www.alcancelibre.org/trackback.php/20110527164054409
Agregar comentario

Los siguientes comentarios son de la persona que los haya enviado. Este sitio se deslinda de cualquier responsabilidad respecto de las opiniones expresadas por los participantes en nuestros foros y secciones de comentarios, y el hecho de publicar las mismas no significa que se esté de acuerdo con éstas.