La chica lesbiana de Damasco II

Segunda entrega de esta historia, en la que se revela al verdadero autor del "blog".

Tom MacMaster es un hombre de 40 años, quien ha vivido en el estado de Georgia, en EEUU, donde tiene una propiedad y actualmente estudia una maestría en la Universidad de Edimburgo en Escocia. Su esposa, Britta Froelicher, está haciendo un doctorado en la Universidad de St.Andrews -también en Escocia- sobre desarrollo económico de Siria.

Tom MacMaster confiesa que desde pequeño le gusta escribir ficción. También que se involucró con Medio Oriente, donde se interesó por la problemática histórica, económica y social de la región. Ha viajado por la zona varias veces, incluyendo una visita a Siria en 2008.

"Comenzó en forma inocente, sin mala intención", escribe MacMaster en una larguísima nota en el sitio de La Chica Lesbiana de Damasco. El tono es apologético, con la calidad con que Carlos Monsivais definiera lo cursi: "cursi es decir '...me lastimas...'".

MacMaster advierte que, aunque la personalidad virtual es inventada, los hechos que describe se viven en Damasco son auténticos, sólo que los sufren otros personajes, estos sí, verdaderos. También admite que lo que hizo está mal, aunque duda que pueda dañar a comunidades involucradas, sea dentro o fuera de Siria. Nos dice que participó en distintos foros pero que notó que cuando el comentario venía de alguien de fuera -un occidental, un extranjero- normalmente era ignorado. Así fue como decidió inventar a Amina Arraf. La respuesta fue sorprendente.

Amina participó en sitios gay, foros en línea y finalmente, creó una bitácora personal en Febrero. El número de sus seguidores aumentó y se comunicaba con ellos. Se dice incluso que una mujer canadiense le ha escrito a la fecha a Amina más de 1000 correos y pensaba hasta ahora que ya sostenía una relación romántica con la chica de Damasco. "Fuí muy exitoso y me dejé llevar por lo que hacía" escribe MacMaster. Concluye su bitácora (la de Amina) con "Dejen de concentrarse en mí y haganlo en los verdaderos actores que luchan por la libertad en el mundo Árabe".

Luego del revuelo que provocó su desaparición y las posteriores sospechas sobre su identidad, se realizaron investigaciones -de nivel más o menos elemental, pero que nadie pensó en hacer hasta entonces- donde se encontró que sus correos venían de servidores ubicados en Edimburgo o bien, de proveedores de Internet en Georgia, EEUU. Ante la evidencia que se acumulaba, MacMaster decidió confesar y su identidad, esta vez, ha sido confirmada por su esposa en un correo enviado a The Guardian, el periódico que publica hoy el desenlace de este caso.

La reacción ha sido violenta, tanto de los seguidores de Amina en redes sociales como de comunidades "gay" en todo Medio Oriente. Lo acusan de haberlos traicionado y de verse puestos en peligro por la irresponsabilidad de este estadounidense que juega a humanizarse.

En un último giro superficial, MacMaster y su esposa han declarado que darán en días próximos una declaración formal a un periodista "de su elección". Por el momento no pueden porque "están de vacaciones en Turquía". WTF.

Comentarios (3)


Alcance Libre
http://www.alcancelibre.org/article.php/20110613104738349