18 millones nuevos malware en el segundo trimestre del año.

Desde la aparición de los primeros virus informáticos y el mundo de los agujeros de seguridad es infinito, con el transcurso de los años se van descubriendo nuevos Backdoor( Puertas Traseras) y diferentes métodos para burlarse de la seguridad.

PandaLabs confirma 18 millones de nuevas muestras de malware detectadas en los últimos tres meses, con una medida diaria de 200.000 amenazas capturadas y neutralizadas.

Las usuarios que que hacen uso de Internet sufren cada vez más estos tipos de infecciones pero así también nuevos retos y oportunidades para el universo de la ciberseguridad y es una guerra del nunca acabar.

¿Qué pasaría si toda información confidencial estuviera en venta?

El robo de información y los ataques de ransomware son dos de las tácticas más lucrativas y utilizadas por los Black Hat para llenar sus bolsillos, un negocio que podría estar moviendo miles de millones de dólares cada año.

Uno de los robos más extendidos y populares en los últimos meses son los que afectan a los TPVs (Terminales de Punto de Venta) como el cometido por PunkeyPos, un malware analizado por PandaLabs que ha puesto en jaque a más de 200 restaurantes en Estados Unidos, robando información de las tarjetas de crédito utilizadas en dichos terminales de los establecimientos.

Teniendo en cuenta lo fácil que es vender esta información robada en el “mercado negro” y lo cómodo que resulta comprometer estos TPVs a través de Internet de forma anónima, parece lógico que estos terminales sean objetivos cada vez más deseables para los ciberdelincuentes.

Las redes sociales no escapan de las garras del cibercrimen. En el último trimestre hemos visto como la seguridad de 117 millones de usuarios de LinkedIn se ha visto vulnerada tras publicarse un listado de direcciones de correo y los hashes de sus respectivas contraseñas o como 32 millones de usuarios y contraseñas de Twitter fueron puestos a la venta por 10 bitcoins, alrededor de 6.000 dólares; pudiéndose tratar de un ataque de phishing o a través de troyanos. El mismísimo Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, que vio cómo sus cuentas en Twitter, Pinterest e Instagram fueron hackeadas por unos bromistas autodenominados OurMine. Al parecer la contraseña utilizada era la misma que la de LinkedIn en todas las cuentas, por lo que fácilmente consiguieron acceso a todas ellas.

Fuente: PandaSecurity / MuySeguridad.

Comentarios (0)


Alcance Libre
http://www.alcancelibre.org/article.php/20160728192523655