Si algunos de nuestros foros, manuales, ALDOS, paquetería o proyectos te han resultado de ayuda, apreciaremos mucho nos apoyes con un donativo.

Gizmodo atrapado entre el fuego cruzado de los derechos de autor.

En un intento de proteger sus derechos, Gizmodo, el popular sitio especializado en dispositivos electrónicos,comenzó a enviar notificaciones para retiro de material propiedad de Gizmodo a los usuarios de bitácoras personales que copian sus artículos completos y lucran con éstos a través de publicidad. Al mismo tiempo, sin embargo, Gizmodo es acusado de infringir derechos de autor de fotógrafos al utilizar sus imágenes y obtener beneficio a través de la publicidad en su sitio. Un auténtico fuego cruzado de derechos de autor.

Cabe señalar que Gizmodo publica sus materiales bajo los términos de la licencia CreativeCommons Atribución-No comercial 3.0, es decir, permiten la copia, distribución y comunicación de su material siempre y cuando jamás se haga uso comercial, es decir, se lucre con el material.

Por lo general las notificaciones de retiro de contenido por violación de derechos de autor son enviadas a compañías como Google o Yahoo. Por lo general las envían la industria del entretenimiento, pero desde la semana pasada se les ha unido Gawker Media, compañía detrás de Gizmodo.

Gizmodo está utilizando un servicio especializado en piratería, el cual recorre Internet buscando contenido que sea propiedad de sus clientes, enviando notificaciones de retiro de contenido para lograr se elimine el material involucrado. Cómo ocurre con otras publicaciones hechas bajo los términos de la licencia CreativeCommons Atribución-No comercial 3.0, Gizmodo prohíbe copiar los artículos completos si son re-publicados en sitios que obtengan ingresos a través de publicidad.

Un ejemplo de las solicitudes de retiro de material puede encontrarse en el sitio Chilling Efects. Lo curioso de este caso en particular, es que el sitio en cuestión carece de anuncios publicitarios, aunque éstos pudieron haber sido eliminados luego de recibir la notificación. El sitio presuntamente infractor publica los artículos de Gizmodo con un enlace de regreso.

TorrentFreak contactó a Gizmodo/Gawker quienes confirmaron que de hecho tienen como política perseguir a quienes copian sus artículos para uso comercial. Esto realmente es muy válido, pues tienen el derecho de proteger su sustento. Lo que resulta irónico, por decirlo así, es que Gizmodo ha estado violando derechos de autor de manera sistemática desde hace tiempo, específicamente los derechos de autor de fotógrafos, pues Gizmodo lucra con las imágenes, que incluye en sus artículos, a través de la publicidad de su sitio.

Tan solo en las últimas semanas, el popular sitio de dispositivos de vanguardia ha utilizado más de una docena de imágenes para adornar sus artículos. Una de las principales fuentes de material de Gizmodo es Flickr y de entre las fotografías que han copiado se incluyen algunas con licencias CreativeCommons, pero hay varias que se publicaron originalmente con todos los derechos reservados.

TorrentFreak contactó a varios de los usuarios de Flickr cuyos materiales fueron utilizados en publicaciones de Gizmodo y todos confirmaron que jamás otorgaron permiso a Gizmodo para publicar sus fotografía. TorrentFreak aconsejó a uno de los fotógrafos disgustados con la violación de derechos de autor que enviara una factura a Gizmodo. El fotógrafo lo hizo, pero dijo que Gizmodo se rehusó a pagar, que se utilizó la fotografía sin intención de lucrar con ésta y retiró sus fotografía del artículo donde fue utilizada. Posteriormente, luego de que se hizo público en incidente, Gizmodo accedió a pagar por la fotografía por el tiempo que estuvo publicada en su sitio.

El incidente deja varias cosas para meditar y valiosas lecciones para todos. Mucha gente tiene la tendencia de asumir que si ve la palabra CreativeCommons significa que puede hacer lo que quiera y es realmente poca la que se toma la molestia de leer los sencillos resúmenes de las licencias de CreativeCommons. En general, se pone de manifiesto un problema que incluso yo he vivido en carne propia con algunos manuales que he publicado a lo largo de mi vida como Linuxero, las violaciones a las licencias CreativeCommons y pone de manifiesto la doble moral de algunos sitios con respecto a los derechos de autor. Por un lado, Gizmodo persigue a quien lucra con sus artículos, algo muy válido y comprensible (se trata de SU TRABAJO) y por el otro lucra con material propiedad de otros autores sin retribuir a éstos.

Muy probablemente Gizmodo cambiará radicalmente la forma en que publica sus artículos y es muy probable que hagan el retiro de docenas de imágenes utilizadas sin el permiso de sus autores. La moraleja de esta historia es, jamás utilizar material (texto, imágenes, etc.) sin leer bien las licencias de publicación, sin permiso de los autores y mucho menos lucrar con éste material.

Fuente: TorrentFreak.


Atención: Salvo que se indique lo contrario, la licencia del texto de este documento es Creative Commons Reconocimiento 2.5, mediante la cual usted tiene permitido copiar, modificar, comunicar y distribuir el contenido de este texto, de manera total o parcial, y publicarlo o difundirlo en cualquier otro sitio de Internet o medio de comunicaciòn, siempre y cuando incluya o cite (1)el nombre de este sitio de Internet, (2)enlace permanente de este documento, (3)nombre del autor y (4)la misma licencia de distribución.

Opciones: Imprimir | Recomendar | Enlace permanente

Twitter Facebook Google Bookmarks Bitacoras.com Wikio Menéame Technorati Bloglines Digg Yahoo Buzz

Seguimientos (Trackback)

URL de seguimiento para esta entrada:
http://www.alcancelibre.org/trackback.php/gizmodo-atrapado-fuego-cruzado-copyright
  • Gizmodo atrapado entre el fuego cruzado de los derechos de autor.
  • 0comentarios
  • Crea cuenta nueva
Agregar comentario

Los siguientes comentarios son de la persona que los haya enviado. Este sitio se deslinda de cualquier responsabilidad respecto de las opiniones expresadas por los participantes en nuestros foros y secciones de comentarios, y el hecho de publicar las mismas no significa que se esté de acuerdo con éstas.