Más de la mitad de los 24 mil 600 millones de pares de credenciales robados disponibles para la venta en la Web Oscura quedaron expuestos el año pasado, de acuerdo a un descubrimiento del equipo de investigación de Digital Shadows. Los datos registrados del año pasado reflejaron un aumento del 64% sobre el total de 2020 (Digital Shadows publica los datos cada dos años), lo que representa una desaceleración significativa en comparación con los dos años anteriores a 2020. Entre 2018 y el año en que estalló la pandemia de COVID-19, la cantidad de las credenciales a la venta se dispararon en un 300%, según el informe. De los 24 mil 600 millones de credenciales a la venta, 6 mil 700 millones de pares son únicos, un aumento de mil 700 millones en dos años. Esto representa un aumento del 34% desde 2020.

Con todas esas credenciales disponibles para la venta en línea, los ataques de apropiación de cuentas también han proliferado, según el informe. El 75% de las contraseñas a la venta en línea no eran únicas ―señaló Digital Shadows― al mismo tiempo que reiteró que todos deben tener cuidado. La protección proactiva de la cuenta, la aplicación consistente de buenos hábitos de autenticación y el conocimiento de la huella digital de la organización son necesarios para protegerse contra los ataques de apropiación de la cuenta, encontró el estudio. Las personas ―según el informe― deberían «usar autenticación de múltiples factores, administradores de contraseñas y contraseñas únicas y complejas».

Fuente: The Register.

Siguiente Entrada Entrada Anterior