La lenta caída de Intel.

Autor: Joel Barrios
Friday 5th of August 3:36 PM

negocios hardware intel

The Register ha publicado un interesante artículo de Tobias Mann que analiza el lento cómo es que el legado de Intel se está erosionando. Para aquellos que desconozcan los detalles que sirven de contexto, aquí hay un resumen rápido de cómo están las cosas hoy. La empresa está atrapada en un proceso de envejecimiento de 10 nm; sus CPU de escritorio consumen mucha energía; sus GPU dedicadas no son particularmente competitivas, incluso cuando sus controladores funcionan; sus próximas familias de procesadores están irremediablemente atrasadas; y simplemente eliminó a Optane, que posiblemente fue su desarrollo más prometedor en la memoria reciente. Personalmente añado a esta lista las vergonzosas vulnerabilidades de los últimos 5 años que han manchado de manera irreversible la imagen Intel

Todos estos proyectos estaban en marcha mucho antes de que Pat Gelsinger aceptara regresar a Intel como presidente ejecutivo a principios del año pasado. Sin lugar a dudas son culpa de todos sus predecesores. Incluso la decisión de dejar de lado Optane tuvo más que ver con la retirada de Micron del acuerdo y la falta de demanda que cualquier otra cosa.

Pero el hecho es que estos son ahora los problemas que ha heredado Pat Gelsinger y parece que lo están abrumando. Para empeorar las cosas, los inversionistas sin duda están perdiendo la paciencia con el gigante x86 después de que el desastroso segundo trimestre de la compañía vio a Intel registrar una pérdida neta de 454 millones de dólares para dicho trimestre.

En respuesta a las pésimas ganancias y la perspectiva aún más pesimista, Gelsinger ofreció esta declaración: «Los resultados de este trimestre estuvieron por debajo de los estándares que hemos establecido para la empresa y nuestros accionistas», dijo. «Debemos y lo haremos mejor».

Pero, ¿cómo le va mejor a una empresa como Intel cuando enfrenta una demanda decreciente en casi todas las unidades de negocios y la competencia más fuerte de los gigantes de microprocesadores rivales en más de una década?

Quizás la pregunta más importante para Gelsinger es cómo infundir confianza en una corporación que no puede enviar un producto a tiempo para salvar su vida.

Intel es una organización enorme llena de científicos brillantes, ingenieros eléctricos y desarrolladores de software. Sin embargo, a pesar de todo este talento, la empresa se está quedando atrás de su rival AMD y se enfrenta a una creciente amenaza de los competidores de procesadores Arm, que se han afianzado en el lucrativo segmento de la nube en los últimos años.

Fuente: The Register.

Siguiente Entrada Entrada Anterior