Después más de una década de ofrecer aplicaciones gratuitas de G Suite, la próxima semana Google planea descontinuar su servicio heredado ―mismo que dejó de ofrecer a nuevos clientes desde 2012― y obligar a los usuarios comerciales a cambiar a una suscripción paga en el servicio Google Workspace. Nota de Joel Barrios: Mientras redactaba el texto esta noticia, me fue difícil dejar de pensar en el título de la obra literaria mejor conocida del escritor francés Víctor Hugo al pensar en todas esas «pequeñas» empresas que usaban G Suite gratis.

«Para las empresas, la edición gratuita heredada de G Suite dejará de estar disponible después del 27 de junio de 2022», explica Google en su documento de soporte. «Su cuenta pasará automáticamente a una suscripción paga de Google Workspace donde continuamos brindando nuevas capacidades para ayudar a las empresas a transformar la forma en que trabajan».

Pocos propietarios de las pequeñas empresas que han confiado en la edición gratuita heredada de G Suite estarán felices de tener que pagar por Workspace o migrar a un rival como Microsoft, que está alentando activamente a los desertores de los servicios de Google. Como señaló The New York Times el lunes, la proximidad de la fecha límite ha provocado quejas de pequeñas empresas que apostaron por las aplicaciones de productividad en la nube de Google en el período 2006-2012 y han disfrutado del servicio de manera gratuita desde entonces.

A pesar de estas quejas inevitables, es posible que la reorientación de los servicios de Google haya causado poco daño a su marca de servicios en la nube, conocida desde hace mucho tiempo por abandonar productos de bajo rendimiento. Todd Cave, fundador y director de operaciones de Cave Consulting, con sede en Dallas, Texas, dijo que la decisión de Google de descontinuar la edición gratuita heredada de G Suite ha tenido un efecto poco notable entre los clientes de su firma.

«Normalmente no recomendamos a nuestros clientes que confíen en ninguna suscripción gratuita», dijo Cave en un correo electrónico.

El pasado primero de mayo Google descontinuó el acceso a sus servicios de correo electrónico utilizando clientes sin soporte para OAUTH2. Cosa que dificultará las cosas a las empresas pequeñas que quieran migrar a otros servicios de correo electrónico utilizando soluciones como imapsync y similares.

Fuente: The Register.

Siguiente Entrada Entrada Anterior