ALDOS 1.4.17 probablemente esté publicado en unos días o ―quizá― un par de semanas. Los principales cambios serán GCC 8.5 (misma versión que utiliza RHEL 8), binutils 2.29, Boost 1.75, ICU 66.1, FLAC 1.4, LLVM y Clang 12, Mesa 21.1, Glib2 2.68, Gtk4 4.6, Pango 1.50 y los paquetes dependientes de todo lo anterior que han sido re-compilados con dichas versiones.

La actualización será transparente ―aunque un tanto masiva― para los usuarios de ALDOS 1.4.16, similar a cualquier otra actualización, sea que se realice desde el gestor de actualizaciones o desde terminal usando yum, dnf o pkcon.

Estarán disponibles los siguiente entornos de escritorio a los que damos soporte:

  • Xfce 4.16 (predeterminado)
  • Cinnamon 5.2
  • MATE 1.26
  • LXQt 1.1
  • Plasma Desktop 5.21

Adicionalmente estarán disponibles sesiones para los siguientes gestores de ventanas para X11 y compositores Wayland a los que damos soporte:

  • WindowMaker 0.95.9
  • Enlightenment 0.16
  • IceWM 2.9.9
  • Sway 1.7 (requiere instalar primero seatd y reiniciar sistema)
  • Wayfire 0.7.4 (requiere instalar primero seatd y reiniciar sistema)
  • Labwc 0.5.3 (requiere instalar primero seatd y reiniciar sistema)

¿Qué actualizaciones relevantes serán postergadas?

Algunas actualizaciones que esperábamos incluir quedarán pendientes para incluirse en las actualizaciones de ALDOS en una fecha posterior al lanzamiento de ALDOS 1.4.17. La prioridad en el desarrollo de ALDOS es procurar utilizar versiones estables y bien probadas de todos los componentes posibles.

  • Cinnamon 5.4: El tema predeterminado de ALDOS ―actualmente― es Arc. Éste necesita varios ajustes para poder verse correctamente con Cinnamon 5.4. Los parches necesarios existen, pero preferimos esperar un nuevo lanzamiento estable del tema Arc antes de proceder y a fin de disponer de tiempo suficiente para validar que todo se vea correctamente en el escritorio de Cinnamon. Adicionalmente, Cinnamon 5.4 tiene algunos detalles menores pendientes por resolver debido a la actualización de Muffin 5.4, misma que ahora utiliza como base Mutter 3.36.
  • Mesa 22 o 23. Actualizar Mesa puede parecer sencillo, pero en realidad implica tener que volver compilar muchos paquetes a fin de que éstos funcionen correctamente, como son los casos de kwin, todos los componentes de compiz, todos los gestores de ventanas con soporte para composición, muchas bibliotecas compartidas que son dependientes de libGL.so.1 y algunos pocos paquetes de juegos. Actualización sería similar a cuando actualizamos de Mesa 20.2 a Mesa 20.3 hace unos meses.

¿Qué actualizaciones importantes serán postergadas para otro lanzamiento?

  • GCC 11 (idealmente se utilizará misma versión de RHEL 9). Implica tener que volver a compilar todo el software escrito en C++ y Fortran, a fin de que todo utilice los mismos ABI/API. Es relativamente fácil, pero implica mucho tiempo y recursos de CPU y memoria. Algunos paquetes requieren parches para poder compilar limpiamente con GCC 11.
  • Migración de Mesa 21 a Mesa 22 + libglvnd: mismo caso de Mesa 22 o 23. Adicionalmente, algunos paquetes son incompatibles con libglvnd y hay que añadir parches y validar funcionamiento.
  • Plasma Desktop 5.22 o versión más reciente: Requiere KF5 5.83 o versión posterior, misma que a su vez requiere libglvnd.
  • Núcleo de Linux 5.15 LTS: Éste es un tema que hemos postergado debido a los cambios en los nombres de muchas opciones de configuración del núcleo de Linux respecto de la actual versión estable 4.19 LTS, que es la que utilizamos actualmente. Implica una gran cantidad de trabajo a fin de replicar todas y cada una de las opciones del núcleo 4.19 LTS.
  • Glibc 2.28 o 2.34. A partir de la versión 2.28 se utiliza libxcrypt como biblioteca compartida para gestionar los criptogramas de las contraseñas de los usuarios del sistema. Implica tener que volver a compilar 132 paquetes, algunos de muchos de cuales son componentes esenciales del sistema. Requiere hacer muchas validaciones.
  • Glib2 2.72: Algunos paquetes de legado requieren parches para poder compilar con esta versión de glib2. Implica tener que volver a compilar todos paquetes dependientes de glib2/gtk3 a fin de que los binarios incluyan los símbolos correctos.
  • Libsoup3: requerido sólo por algunas versiones de aplicaciones recientes de GNOME que actualmente son inexistentes en ALDOS. Requiere migrar primero a glib2 >= 2.70. El único beneficio inmediato para ALDOS es que añade soporte para HTTP/2 en Webkit2Gtk3 y siendo sinceros dudo mucho que la mayoría utilice algún navegador que utilice Webkit2Gtk3 como navegador predeterminado.
  • OpenSSL 3.0: Requiere volver a compilar muchos paquetes. Algunos pocos de éstos requerirán parches. Realmente es poco trabajo. Sin embargo, el problema es que la licencia de OpenSSL 3.0Apache Software License 2.0― es incompatible con la licencia GPLv2 utilizada por algunos paquetes, mismos que tendrían que ser compilados con OpenSSL 1.1. Otra alternativa es esperar que los autores de algunas aplicaciones actualicen a la licencia GPLv3 o alguna otra compatible con la ASL 2.0.

Siguiente Entrada Entrada Anterior