Linux tiene una gran cantidad de opciones cuando se trata de elegir algún tipo de software. Para navegador Web, hay docenas de éstos. La mayoría son derivados de Chromium ―base de Google Chrome― y utilizan Blink como motor. A continuación te presentamos siete navegadores Web más relevantes que puede instalar y utilizar en Linux.

Firefox.

Firefox es el navegador web de facto en la mayoría de las distribuciones de Linux. Es Software Libre. Es el sucesor de Mozilla y en algún momento de la historia logró casi el 25% de la cuota de mercado de navegadores Web. Actualmente tiene el 7.87% de la cuota de mercado, que en buena parte consiste de usuarios de Linux. Se distingue por ser rápido, respetar la privacidad de los usuarios e innovar de vez en cuando con nuevas tecnologías.

Google Chrome.

Hay pocas cosas que decir de Google Chrome, el navegador Web más popular del mundo. Aunque se basa sobre Chromium, hay que dejar bien caro que se trata de un navegador privativo. Tiene una cuota de mercado del 66.58% y es el navegador de facto para el cual se hacen los desarrollos Web actuales. Se distingue por ser cuestionable en lo que respecta a la privacidad ―aún en modo privado― pues se sospecha envía continuamente datos a Google respecto de los hábitos de navegación de los usuarios, que luego explota para su servicio de publicidad.

Brave Browser.

Brave es la antítesis de Google Chrome en todos los sentidos. Es Software Libre. Al igual que Chrome, es un derivado de Chromium pero con enfoque sobre la privacidad de los usuarios. Incluye su propio bloqueador de publicidad y rastreadores. Permite, sin embargo, mostrar una selecta lista de anuncios que cumplen con requisitos estrictos. Es difícil estimar su cuota de mercado porque se presenta ante los servidores Web como Google Chrome.

Opera Browser.

Opera actualmente es otro derivado de Chromium. Aunque también se basa sobre Chromium, es un navegador privativo. Tiene algunas funciones interesantes como conexión a VPN gratuita incluida, redes sociales en la barra lateral, bloqueador de publicidad y una interfaz diferente a la de los otros navegadores Web. Actualmente tiene el 2.44% de la cuota de mercado.

Microsoft Edge.

Hace 20 años nadie hubiera imaginado que Microsoft ofrecería una navegador Web para Linux. Edge es un navegador privativo que también está basado sobre Chromium. Se distingue por incluir una gran cantidad de integraciones con so servicios de Microsoft y definitivamente ofrecen una experiencia única a los usuarios finales que tienen poco o ningún interés en la privacidad. Si eres fanático de la privacidad, este navegador es la opción equivocada. Actualmente tiene el 10.07% de la cuota de mercado y se ha posicionado como el segundo navegador web más popular, rebasando en relativamente poco tiempo a Firefox, Opera y Safari.

Seamonkey.

Seamonkey es la continuación del código original de Mozilla con modernización de código. Tiene casi las mismas funcionalidades de Firefox. La interfaz se ve muy retro y tiene soporte algo limitado para HTML5, por lo cual sea imposible utilizarlo para acceder a varios servicios como Netflix o Amazon Prime. Puede ser utilizado con todas las redes sociales. Se estima que su cuota de mercado es inferior al 1%.

Epiphany.

Epiphany o GNOME Web ―como se lo llama ahora― es un navegador Web basado sobre Webkit. Es Software Libre. Tiene una excelente integración con el escritorio de GNOME y es más o menos neutral usándolo en cualquier otro entorno de escritorio. Se distingue por ser más ligero que Firefox y los derivados de Chormium. Ideal para sistemas con recursos limitados donde los estándares Web actuales son poco relevantes para el usuario. Lamentablemente Webkit en si tiene capacidades un tanto limitadas en cuanto a soporte para HTML5, por lo cual sea imposible utilizarlo para acceder a varios servicios como Netflix o Amazon Prime. Puede ser utilizado con todas las redes sociales. Se estima que su cuota de mercado es inferior al 1%.

Siguiente Entrada Entrada Anterior