La Comisión Europea ―el brazo ejecutivo de la Unión Europea― obligará a los fabricantes de teléfonos inteligentes ―como Apple y otros fabricantes de productos electrónicos― a equipar sus dispositivos con un puerto de carga USB-C estándar. Los legisladores de la UE acordaron el martes un único puerto de carga móvil para teléfonos móviles, tabletas y cámaras. Significa que los fabricantes de equipos tendrán que cumplir con los nuevos términos para 2024.

La legislación está diseñada para reducir el desperdicio y facilitar la vida de los consumidores que ―en teoría― podrían usar un mismo cargador para múltiples dispositivos. Podría tener un gran impacto en Apple, debido a que la compañía todavía usa su propio conector Lightning para cargar iPhones. Esta misma compañía ha equipado recientemente iPads y MacBooks con puertos USB-C. Un portavoz de la Apple dijo en septiembre pasado que la firma representa «la innovación y se preocupa profundamente por la experiencia del cliente».

Fuente: CNBC.

Siguiente Entrada Entrada Anterior